Revilla del Campo

Usted está aquí

Historia

Historia

AL Suroeste de la ciudad de Burgos, a 22 km. de la ciudad, en la zona neutra en que se mezclan ya los Páramos con la Sierra, se asienta la villa de Revilla del Campo, situada sobre un altonazo, cercano al río Lara y río Ausín.

Respecto a sus comunicaciones ha perdido la línea Santander-Mediterráneo,.está comunicada con Burgos por la carretera local BU-P-8012, también se puede acceder por carretera BU-V-8011. Dista en línea recta 16 kilómetros, de Atapuerca así pues todo hace suponer que los hombres que pasaron por Atapuerca también pudieron hacerlo por Revilla, dado que se encuentran algunas piezas paleolíticas y ambas localidades se encuentran situadas en las mismas estribaciones de la Sierra de la Demanda.

En la frontera Revilla-Quintanalara están los castros un cañón en el que pueden encontrarse fósiles formando una cueva llamada el Moro. Las llamadas lagunas, son un verdadero oásis en medio del monte. El pueblo lo conforman un barrio grande (Santa María) por el que pasa la carretera y un barrio pequeño denominado Santa Eugenia, que se comunica a través de los dos caminos que rodean una zona central no edificada dando la sensación al viandante de encontrarse en un pueblo mayor que lo que es. Estos dos caminos confluyen en una plaza de la que sale el puente que lleva al barrio pequeño.

Sobre el puente moderno pasan dos ríos paralelos, el llamado río pequeño y Lara que se unen para ir a desembocar en el río Ausín que a su vez topa con el Arlanzón. El cruce de caminos, donde se yergue este puente, el lugar elegido para celebrar las fiestas. Por un lado, está la plaza mayor donde se sitúa el bar o cantina, el Ayuntamiento, el puente, el herradero potro, donde se herraba a los animales y la bolera confederada donde se juega tanto al pasabolo como al bolo burgalés, muy próxima a esta zona, se encuentra la pista deportiva donde se puede practicar el tenis, baloncesto, y otros.

Scroll top